domingo, septiembre 23, 2007

Hopper que fui y otros mostros


Alguna vez le escuchamos decir a Borges que se podía ser Socratres sin leer a Platón, bajar a incinerar el mundo sin haber leido a Nietzsche o bajar a incendiar el mundo sin saber de Cristo. También se podía ser borgiano sin haber leido al buen ciego y más aun, o precisamente por eso, ser posmoderno sin que Rayuela nos hubiera secuestrado alguna madrugada.

Nos hemos sabido muchos y con nuestros muertos platicamos antes de saber de sus nombres o sus grandes egos. Ellos nos describen y nosotros a ellos, que por nos y por vos vuelven al presente que sigue al tedio de cuando nos soñamos originales.

La Cosa Mostra regresa con ganas de apuntar una travesía, una bitácora arbitraría de quienes son su presente sin quererlo pero también sin negarlo. Y en este paso comenzamos con Edward Hopper, de quien Tobias se siente permanente atrapado en uno, cualquiera, de sus cuadros, especialmente en fines de semana o en las madrugadas de cualquier día, donde se aposta en su ventana y creyendose poeta se acuerda de las palabras de un verdadero poeta que al mirar a la ciudad que dormía, escribío de todas las cosas alla afuera :
"(...)quisiera que alguna me llamara
sólo por darme el regocijo
de contestar que estoy aquí,
o gritar el quién vive
nada más por ver si me responden.
Pienso: si tú me contestaras:
Si pudiera hablar en calma con mi viuda.
Si algo valiera lo que estoy pensando.
Llueve en México; llueve
como para salir a enchubascarse
y a descubrir, como un borracho auténtico,
el secreto más íntimo y humilde
de la fraternidad; poder decirte
hermano mío si te encuentro."

Quizá alguna responda, quizá Tobias ya se haya dormido para entonces....



Tobias y Esposa desconocida, retratados por -otro- eterno presente en Edward Hopper

2 comentarios:

Rafael Tobias dijo...

El extracto de "un verdadero poeta" corresponde a un poema de Ruben Bonifaz Nuño que abre el poemario "Fuego de Pobres".

Rafael Tobias

K dijo...

La incanzable madrugada sólo promete la desilución de un despertar solitario. Hopper en Nighthawks lo sabe, mi lugar favorito del cuadro: la mano de la chica de rojo.

Feliz regreso a la Cosa Mostra.

Acerca de mí

COSAMOSTRA es el heterónimo colectivo de 7 que se encontraron por azar, se reunen por necedad y han decidido escribir por necesidad.
Ratings por Outbrain